De: owner-escepticos@dis.ulpgc.es en nombre de Francisco Mercader Rubio [fmercader@arrakis.es]Enviado: sábado, 01 de agosto de 1998 22:33

Asunto: [escepticos] Instintos

[Mercader decía....]
> > Las guerras, el amor, las oposiciones a notarías o pelearnos en esta lista se explican respectivamente por los cuatro o cinco instintos básicos, debidamente barnizados con la cultura, entrecruzados, domesticados y limados hasta que parecen otra cosa. Pero algunas personas no se lo creen porque olvidan un principio básico de la metodología: No se puede medir una herramienta -el cerebro- con otra herramienta igual -otro cerebro- porque, entonces, los errores de procedimiento no pueden ser detectados.

[José Velásquez]
> Me parece que nadie esta "midiendo" el cerebro.

[Mercader]
Con el término "medir" me refería a cualquier operación de análisis, observación o reflexión que una persona efectúe sobre otra persona o sobre sí mismo. Así que mucha gente está "midiendo" el cerebro. No sólo los médicos, psicólogos, antropólogos o psiquiatras sino cualquiera que reflexione sobre una actitud o comportamiento humano. Está claro que, para ello, no tiene otra herramienta que su propio cerebro, por más que se ayude de 'extensiones' como ordenadores o software que esté diseñado desde prejuicios humanos. Por eso, cualquier reflexión acerca de un cerebro, para ser fiable, tendría que ser efectuada por algún supuesto supercerebro (Ya veo a los creyentes dispuestos a mostrarme uno)

[José Velásquez]
> Pero si asi fuera entonces tu tambien lo has estado haciendo con lo cual estarias violando el principio que mencionas. ┐Puedes aclararme esto?

[Mercader]
No te digo que no. Aunque, si admitimos que, por ejemplo, la Lógica no es una creación humana aplicable para valores humanos sino el descubrimiento de una propiedad de cualquier relación o proceso del Universo, existan personas o no, puede llegarse a que, con ayuda de ella, podamos, fiablemente, medir de alguna manera las propiedades humanas.

Otra herramienta podría ser la Matemática y una derivación de ella: La Estadística. Con ayuda de estas (en teoría, asépticas) herramientas se podrían dar por buenas las conclusiones obtenidas acerca de nuestra especie. Por contra, desconfío de disciplinas como la sociología, biología, antropología, filosofía y otros intentos para delimitar y definir inequívocamente algo nuestro, que no pueden verse liberados de la servidumbre de la inferencia humana. Esto es algo como aquella vieja discusión sobre lo que es ciencia y lo que no lo es.

Saludos.